Para conocer el funcionamiento de una sociedad offshore y los motivos por los cuales se crean estas cuentas en paraísos fiscales, en el marco del escándalo por los Panamá Papers, Gustavo Sylvestre conversó con Jorge Gaggero, economista e integrante Plan Fénix, y experto en cuestiones tributarias.

“El único objeto de abrir sociedades offshore es ocultar patrimonios, ocultarlos de la vista del fisco en primer lugar, porque esos patrimonios usalamente se constituyen con negro, eludiendo impuestos en los países donde se originan esos fondos”, precisó el especilistas en temas impositivos.

“La segunda parte de la maniobra es la salida de las fronteras nacionales de estos fondos. Esta salida puede ser legal o ilegal, pero es
no declarada -en todo caso-, es opaca”, indicó.

Gaggero puntualizó que en la operatoria usualmente intervienen los grandes bancos por su alcance global, a través de sucursales o bien mediante plataformas ilegales de operación que incluyen la presencia de comisionistas.

“Se invierten usualmente en bancos globales que son los grandes protagonistas de estas maniobras, estas estafas, por parte de los mismos bancos que financian a gobiernos, que colocan bonos por los cuales reciben dólares”, explicó y agregó: “Es un sistema de una perversión única”.

La respuesta del Gobierno

En referencia a las explicaciones diera el Gobierno sobre el caso, Gaggero consideró en Radio Del Plata que “no son satisfactorias”. “No se trata de ampliación, sino de ir por un camino serio, y no de entretener a ciudadanos distraídos con una cosa que no se sostiene”, acotó.

“Estas sociedades no se constituyen para hacer beneficencia, ni para amagar con hacer negocios en el exterior que no se hacen. No está habiendo un tratamiento serio, y a mi juicio tiene que actuar la Justicia y la AFIP porque hay una presunción de evasión de las responsabilidades de cara al fisco”, deslizó.

Sobre la respuesta que diera el titular de la AFIP Alberto Abad, quien avaló las explicaciones que diera Mauricio Macri, sobre su participación en la offshore Fleg Trading Ltd -a la que se sumó luego la aparición de una segunda empresa llamada Kagemusha-, Gaggero calificó de ambigua a las consideraciones del funcionario, porque “que no tenga que informar no implica que no puedan haber irregularidades”.

En cuanto a las controversias por el verdadero rol de Mauricio Macri en la compañía offshore, Gaggero indicó que “cuando uno es director tiene responsabilidad plena y cuando lo es de una sociedad así, uno lo es porque es parte. Eso de que no era propietario porque no era accionista, no se demuestra, porque aparentemente las acciones eran al portador, no resiste el menor análisis, es un discurso berreta”, dijo.

“Y por el contrario si eso es así, lleva a la peor de la presunciones, que no es clara la cuestión de la propiedad, que la propiedad de Macri y su hermano, puede ser puesta en cuestión a partir de la participación del señor Presidente, y entra la figura del testaferro”, acotó.

Consultado acerca de la posibilidad de inactividad de estas cuentas en paraísos fiscales, Gaggero no puso dudas al respecto sin embargo remarcó que “cuando se multiplican los ejemplos, uno sabe que esa es la mecánica habitual de los negocios opacos, turbios, sobre todo por parte de las grandes empresas”, finalizó.

Fuente Gustavo Sylvestre