“Venimos trabajando desde el año pasado con un nuevo módulo prestacional que incluía mucho a la gente de PAMI. A partir de diciembre no solamente este módulo no se implementó nunca, sino que tampoco se autorizaron más prestaciones para los trasplantados. Hoy si un trasplantado tuviera un problema para ser internado, o tiene que hacer cualquier operación, no hay nadie en PAMI que autorice la prestación esa”, comentó Marcelo León, de la ONG Asociación para Trasplantes y acotó que desde el mes de noviembre “los prestadores me dicen que no están cobrando. Muchos siguen atendiendo y muchos otros no están atendiendo más y están derivando”.

“Lo que nos preocupa muchísimo también es que la diálisis argentina está en manos de 2 o 3 multinacionales, y esas diálisis se encuentran con sus pagos al día y las prestaciones de trasplantes no las han pagado nunca más. Los pacientes que están en lista de espera es difícil trasplantarlos sin tener un órgano, y a los pacientes que tienen problemas de rechazos o que tuvieran que recibir una medicación un poco más especial que la que reciben siempre, no se las están dando”, sostuvo.

“Estamos con el trasplante a nivel PAMI totalmente trabado y parado. No le entregan medicación en tiempo y forma, y estos pacientes tienen una bomba dentro del cuerpo, porque el trasplante funciona gracias al donante, a los médicos y a los inmunosupresores y las drogas que se toman”, agregó.

Además apuntó contra el titular del PAMI Carlos Regazzoni, por no brindar respuestas ni atender a los requerimientos que se le presentaron por el tema.

Regazzoni no atiende a nadie. Hablamos con la plana menor, y nos han dicho que en 15 o 20 días iba a haber respuesta, y pasaron 3 meses, y no se puede esperar más. Hay un desinterés sobre el trasplante que en algunos casos es la única cura para la enfermedad renal, y ni hablar de las cardíacas”, expresó.

Audio de la entrevista

Lunes 21 de marzo de 2016

Fuente Gustavo Sylvestre