El mes pasado abrió sus puertas el Centro Comunitario “Irene Bellochio” en la Casa 64 del Sector 1 del barrio La Carbonilla, un espacio en donde se desarrollan diversas actividades para las y los vecinos.

Todos los lunes, martes, miércoles y viernes de 16.30 a 18, allí funciona un merendero donde más de treinta niños y niñas, además de tomar la merienda, reciben apoyo escolar y encuentran un espacio de contención donde realizar además actividades culturales, lúdicas y recreativas.

Una de las actividades que allí se realizan es el Taller de Danzas Africanas con Percusión que la profesora Antonella dicta todos los sábados de 11.30 a 13 para chicos y chicas de 8 años en adelante. Durante el mes de noviembre comenzarán además diversos talleres de oficios para adultos y nuevas propuestas para el barrio.

Gladys Yapura, delegada del Sector 1 del barrio, quien pone a disposición una parte de su casa para que allí funcione el Centro Comunitario, dialogó con Late y expresó: “Nosotros no celebramos abrir un merendero porque significa que algo está muy mal, pero aquí estamos poniendo el cuerpo, el alma y el corazón para que estos chicos y chicas la pasen un poquito mejor”.

“Este primer mes fue muy intenso. Compartimos muchas cosas juntos: hicimos la tarea, dibujamos, leímos, merendamos y nos divertimos mucho” repasó por su parte Tamara Kuszner, una de las responsables de coordinar las actividades que allí se realizan.

“Ojalá llegue pronto el día en que no haya que abrir merenderos ni comedores, mientras tanto no vamos a permanecer indiferentes ni a bajar los brazos”, coinciden ambas.

Quienes deseen participar o colaborar con esta iniciativa, pueden contactarse con el Centro Comunitario “Irene Bellochio” a través de su página Facebook.