En todos los bancos del barrio se está llevando adelante la huelga de los trabajadores de bancos públicos y privados en protesta contra los despidos en el sector y en demanda de mejoras salariales. Los trabajadores bancarios recibieron una oferta de aumento del 9%, cuando la inflación de los últimos 12 meses lleva un acumulado del 25%.

El acatamiento a la medida de fuerza es prácticamente total en La Paternal, ya que no hay atención al público en ninguna sucursal. Sólo en las del Credicoop, Nación y Francés se observa un mínimo movimiento a puertas cerradas. Todas las entidades mantienen el servicio de cajeros automáticos, a excepción del Santander Río de Av. San Martín y Juan B. Justo.