Para analizar el complicado panorama de las finanzas a nivela nacional e internacional, dejó su visión sobre el gobierno de Macri, Aldo Pignanelli, expresidente del BCRA y actual referente en temas económicos del massismo, en diálogo con Radio Del Plata.

“La inflación está en el 4% mensual y es preocupante. Si sigue esta tendencia de inflación de acá a fin de año o a septiembre, la devaluación habría sido un fracaso. Arrancaron con un dólar a $13, y hoy está $15,20, la devaluación siguió, no se detuvo. En cualquier país del mundo si devaluás y va a precios, la devaluación es un fracaso. Es un éxito si solo va un tercio de la devaluación va a los precios”, explicó el economista.

Pignanelli comparó la situación actual a la vivida en enero de 2014 en tiempos de Axel Kicillof en el Ministerio de Economía, cuando se devaluó 40% pero después la inflación llegó al 38% en el año.

A este panorama se suman dos números alarmantes, el retorno del déficit en la balanza comercial ocurrido en 2015 por US$3.100 millones, cosa que no ocurría hacía 19 años, y con un déficit fiscal primario que alcanza el 5% del PBI.

La oferta a buitres

En Radio del Plata, Pignanelli, también se refirió al eventual acuerdo con los holdouts y a la emisión de deuda por US$15.000 millones, aunque evitó tomar posición hasta conocer los detalles finales de la propuesta.

“Se emite ese bono para que un grupo de bancos internacionales encabezados por GP Morgan y Goldman Sachs, compre ese bono y con ese efectivo se deposita en el juzgado de Griesa y todo el mundo cobra. Es evidente que el gobierno quiere salir definitivamente del embargo y todo el problema que están trayendo los holdouts”, dijo y aclaró que la oferta del gobierno argentino implica una quita del orden del 25% al 30% sobre el monto de la demanda.

Estamos reconociendo el 100% del capital, toda la tasa de interés más una parte de los punitorios, allí es donde estaría la quita”, explicó.

Sin embargo aclaró que era una “ilusión” pensar en que “me siento en el sillón de Rivadavia y llueven dólares”, cosa que no ocurrió, sino por el contrario desde el 10 de diciembre pasado han caído las reservas internacionales sino no se tomaran en cuenta los préstamos por US$5.000 millones obtenidos por Macri. Además el campo sólo aportó la mitad de los US$6.000 millones retenidos de los que había hablado Prat-Gay en enero pasado.

Audio de la entrevista

Martes 23 de febrero de 2015

Fuente Gustavo Sylvestre