El Colegio Claret recibió en el día de hoy una nueva amenaza de bomba a través de la línea 911, pero en esta oportunidad la policía impidió la evacuación por orden del juez Claudio Bonadío y realizó las pericias con los alumnos dentro del lugar.

Desde el año pasado, la institución educativa ha sido víctima de sucesivas amenazas de bomba. Solamente en esta semana, fueron dos los llamados que recibió el sistema de emergencias 911 del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Frente a hechos de esta índole, se procede a la evacuación inmediata del edificio.

En esta oportunidad la orden impartida desde el Juzgado en lo Criminal y Correccional Federal Nro. N°11 fue no evacuar a los alumnos por recurrencia. La decisión tomada por el juez federal determinó que se haga sólo una inspección ocular por parte de la Policía Metropolitana.

La decisión de Bonadio abrió un debate dentro de la comunidad de padres del Colegio Claret sobre si la decisión es acertada o no y sobre cuál es el orden de prioridades en este tipo de casos. Si bien la evacuación conlleva la perdida de muchísimas horas de la jornada escolar, a muchos les genera intranquilidad que la seguridad de sus hijos se vea expuesta por la decisión administrativa de un juez.