La niña de doce años había desaparecido ayer cerca de las 17 cuando salía de la Escuela N° 26 Delfina de Vedia de Mitre, ubicada en Caracas 2372, y reapareció alrededor de las 21 en Av. San Martín y Punta Arenas.

La madre de Milagros se acercó a la comisaría 41° a realizar la denuncia correspondiente y la respuesta del personal policial fue que había que dejar pasar 48 horas desde su desaparición para comenzar a actuar. Ante esta situación, su familia, amigos y vecinos comenzaron a organizar su búsqueda.

Cerca de las 20 se llevó a cabo el corte de ambos carriles de la Av. San Martín a la altura de Punta Arenas para exigir la aparición de la niña, que se produjo tan sólo una hora después en ese mismo punto, donde logró finalmente reencontrarse con su familia.

Aún se desconocen los pormenores de lo sucedido, aunque algunas versiones de vecinos indican que Milagros habría sido interceptada por una camioneta Trafic blanca, de cuya existencia se viene hablando desde hace tiempo en el barrio y a bordo de la cual se encontraban también otros niños.

Otros trascendidos hablan de un acosador que frecuenta la zona. Episodios de estas características se están volviendo recurrentes en el barrio. La semana pasada, los padres de la Escuela Clodomiro Urtubey denunciaron la presencia de un acosador que se masturbaba en público en las inmediaciones del establecimiento.

Algo similar ocurrió a fines del mes de mayo en las cercanías del colegio República del Ecuador, cuando un adulto abordó a un grupo de niñas de sexto grado para exhibirles material pornográfico desde un teléfono celular.