En la ronda de entrevistas a quienes fueron autores de libros importantes sobre la última dictadura militar, Horacio Verbitsky pasó por los micrófonos de AM1030 Radio Del Plata, y adelantó que la decisión de EE.UU. de abrir sus archivos sobre el Proceso militar traerá “información útil”.

“Es posible que haya una desclasificación de información útil, y vamos a trabajar en ese proceso porque es lento. Hay que pedir preguntas específicas sobre temas específicos, es como armar un rompecabezas”, opinó el periodista de Página 12 sobre documentos secretos que el gobierno de Obama estaría dispuesto a dar a conocer.

De todos modos, planteó reparos y comentó el pedido que envió a Collin Powell entonces secretario de Estado de Bush, para la reapertura de archivos de la dictadura, cosa que finalmente logró. Ellos “dieron toda la información sobre la responsabilidad de los argentinos, y cubrieron a su propio personal”, recordó.

Verbitsky habló de la cultura estadounidense sobre el tratamiento de datos de secretos y consignó: “EEUU produce grandes mentiras y engaños que son usados luego como justificación para crímenes atroces”. Y enumeró casos como Vietnam, el conocimiento sobre el ataque japonés a Perl Harbor, o más recientemente, las denuncias sobre armas químicas que dieron lugar a la invasión a Irak.

“Pero hay otra cultura que es la transparencia retrospectiva, es decir mienten, usan la mentira para fines sórdidos pero 20, 30 o 40 años después abren los archivos y esto se sabe”, apuntó Verbitsky en diálogo con Gustavo Sylvestre.

Una relación, de altos y bajos

Respecto a las relaciones diplomáticas entre Argentina y Estados Unidos durante los tiempos oscuros de la dictadura militar, Verbitsky las dividió 3 etapas: la primera en tiempos del democráta Gerald Ford, la segunda durante el mandato del democráta James Carter a la que consideró la mejor posición de EEUU frente al drama que vivía Argentina, y la última con Ronald Reagan en el poder.

“Son 3 momentos bien diferenciados, y 2 de ellos son vergonzosos”, dijo en relación a la política exterior de Ford y de Reagan respecto de Argentina.

Recordó además palabras del secretario de Estado de Ford, Henry Kissinger en su conversación con el Ministro de Exteriores del Proceso Almirante César Augusto Guzzetti, en Junio de 1976 donde dijo: “Si hay cosas que hay que hacer, deberían hacerlas rápido”.

Por otra parte, destacó la gestión de Carter, quien “presionó fuertemente (a Videla) para que cesaran las torturas, las desapariciones, los asesinatos clandestinos, y para que se aceptara la visita de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en 1979, que fue importante para esclarecimiento de lo que había pasado en la dictadura”.

Con Tex Harris en la embajada de EEUU hubo una actitud cooperativa y protectora con víctimas de la dictadura que asistían a la embajada, transmitían información y apoyo y aliento, que lo pagó con la pérdida de su carrera diplomática con llegada de Reagan al poder”, finalizó.

Audio de la entrevista

Jueves 24 de marzo de 2016

Fuente Gustavo Sylvestre