El Ministerio de Salud derogó el Programa Nacional “Argentina Sonríe”, destinado a combatir enfermedades bucodentales de forma gratuita, lanzado en diciembre de 2014. Con la firma del ministro Jorge Lemus, la resolución que pone fin al programa fue publicada hoy en el Boletín Oficial.

Entre los argumentos que figuran en la resolución, se señala que “la falta de continuidad de operativos durante un año le permitió al Programa Nacional Argentina Sonríe  sólo llegar a tres provincias de las veintitrés que conforman el territorio argentino”. Cabe mencionar que durante los diez últimos meses el programa estuvo a cargo de la actual gestión, y que la subejecución presupuestaria en Salud fue notoria en la cartera de Lemus a lo largo del año. 

La resolución firmada por Lemus plantea que el programa “no alcanzó a dar cumplimiento con las políticas públicas de salud establecidas al momento de su creación, ya que no fue dirigido a las poblaciones vulnerables, habiéndose desarrollado en provincias con un bajo índice de infecciones bucales y alta cobertura de la salud”. Y aclara que los objetivos que desarrollaba el programa “se encuentran contemplados en los objetivos de la Dirección Nacional de Salud Bucodental”.

En tanto, la ex ministra de Salud Graciela Ocaña había afirmado en declaraciones a los medios que en el marco de ese programa se desviaron fondos por casi cuatro millones de pesos, y anticipó que realizaría una denuncia judicial.

A su vez, el viceministro de Salud, Néstor Pérez Baliño, explicó: “Cuando asumimos, nos encontramos con que la directora nacional (Marí Belén Gallardo) se acercó a comentar sobre problemas que existían en Argentina Sonríe, por lo que iniciamos una auditoría y aparecieron todos estos problemas”.

En diciembre de 2014, cuando fue lanzado, la entonces presidenta Cristina Fernández de Kirchner anunció que el programa apuntaba a que todos los argentinos pudieran acceder de manera totalmente gratuita a tratamientos de salud bucal, así como prótesis dentales y otros tratamientos. Para ello, se ponía en marcha “una flota de 30 unidades móviles sanitarias con especialidad odontológica, con escáners 3D, una tecnología alemana de punta”, que circularían por las distintas ciudades y provincias.  (Fuente Política Argentina)

Fuente: Lola