Argentinos lo ganó con alma y vida

Espacio de publicidad

Con goles agónicos de Romero y Lenci, Argentinos le puso justicia al resultado y venció a Chicago 2-0 para terminar el primer semestre en puestos de ascenso.

La despedida en casa, ante su gente, terminó a pura euforia, llena de desahogo, en esa sensación que sólo da un final en el que la justicia se impone. Argentinos, como de costumbre, fue superior, pero recién a falta de 3 minutos logró encaminar un triunfo importante que le asegura irse de vacaciones en el lugar que corresponde.

Por tercer partido consecutivo, Heinze repetía el equipo en una apuesta arriesgada del entrenador debido al cansancio, pero llena de confianza para sus dirigidos. Del otro lado, Chicago venía de un descanso por la fecha libre y preparado para dar el golpe en La Paternal.

Con la propuesta de siempre, el Bicho intentó ser protagonista, pero los de Mataderos mostraron una estructura defensiva muy aceitada que no dejó salir con prolijidad al equipo. En esos 45 minutos hubo más insinuaciones que llegadas y el cero fue inamovible.

El complemento seguía igual, cerrado y parejo. Argentinos no sufría en defensa, aunque le costaba inquietar a Minaglia. Heinze miró el banco y decidió hacer ingresar a Facu Barboza en lugar de Rolón. Ese cambio fue clave, ya que le dio la verticalidad necesaria al equipo, además del desequilibrio individual que le estaba faltando.

Desde los pies del juvenil se empezó a crear peligro, sin embargo, la pelota no quería entrar. El Bicho merecía cerrar un gran semestre con un gran triunfo, y lo logró. A los 42 minutos, un centro pasado no pudo ser rechazado por el arquero, y allí estaba Romero, relamiéndose, para marcar el 1-0 y generar un estallido digno de una final.

Argentinos dominó por completo la pelota hasta el pitazo final, y se dio el lujo de liquidarlo tras otro desborde de Cabrera, quien asistió perfecto a Lenci para el 2-0. Se ganó con alma y vida.

 

 

Fuente: Asociación Atlética Argentinos Juniors

Espacio de publicidad

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*