El Bicho tropezó en la Copa Argentina y perdió 1 a 0 con Instituto con un penal que vio el árbitro. Ahora, deberá dar vuelta la página y prepararse para festejar el campeonato el domingo en casa, otra vez contra La Gloria.

Seguir la racha ganadora y avanzar en la Copa Argentina fue la meta del equipo desde el mismo sábado en el que se obtuvo el ascenso ante Gimnasia (J). En parte, por esa razón, con Chicago hubo recambio de nombres. Pero parece que este torneo le es esquivo al grupo, ya que Instituto se llevó la clasificación en Cutral Có y el Argentinos quedó en el camino otra vez en este certamen que es de eliminación directa.

La propuesta del conjunto de Heinze fue la misma: tener la pelota, salir jugando  y ser protagonista. El partido venía parejo hasta que el árbitro Pedro Argañaraz vio penal una acción en la que supuestamente participó Romero, y de penal, el equipo cordobés se puso en ventaja. En seguida Colman y Cabrera tuvieron dos claras, pero sin poder llegar a la red. Luego un llegaría un gol anulado al Polaco Fydriszewski en una jugada polémica.  De este modo, se iba el primer tiempo.

El complemento fue todo de Argentinos ante un rival que se cerró muy bien. De todas formas, sin ser tan claras, pudo llegar al empate al menos en siete ocasiones. Entre la falta de eficacia, fallos dudosos del árbitro y el buen planteo del rival, el partido terminó y el Bicho quedó afuera de la Copa Argentina, con la preocupación extra por la lesión de Lanzillotta en una de las últimas jugadas.

El domingo será otra historia, más allá de que el rival sea el mismo. La gente colmará el Diego Armando Maradona para brindarle su homenaje a este plantel y al cuerpo técnico, al grito de “Dale, Campeón”.

Fuente: Asociación Atlética Argentinos Juniors