El fundador de WikiLeaks, recluido en la embajada ecuatoriana en Londres desde 2012, instó al Reino Unido y Suecia a “implementar el veredicto” del grupo de trabajo de Naciones Unidas que declaró “arbitraria” a su detención. “No es una victoria moral, es una victoria legal”, estimó el exjuez español Baltazar Garzón, miembro del equipo que defiende a Julián Assange.

“Hemos logrado una victoria significativa”, estimó el fundador de Wikileaks, a la vez que consideró “insultante” la reacción del ministro de Exteriores británico Philip Hammond, quien tildó de “ridículo” el dictamen del Grupo de trabajo sobre detención arbitraria de la ONU.

Un comité legal de la ONU pidió este viernes acabar con la “detención” arbitraria de Assange en la embajada de Ecuador en Londres, alimentando así las esperanzas del australiano de salir después de más de tres años y medio.

“La ilegadad de mi detención es ahora un asunto de jurisprudencia”, afirmó el australiano de 44 años vía videoconferencia desde la embajada ecuatoriana y destacó que el dictamen del grupo de expertos en derecho internacional de la ONU no se puede apelar.

“Julian Assange fue detenido arbitrariamente”, afirmó el grupo de trabajo de la ONU, instando a “las autoridades suecas y británicas” a poner fin a su detención y a respetar su derecho a recibir una compensación. Sin embargo, Londres insistió en que el dictamen “no cambia nada”.

El australiano de 44 años “nunca estuvo detenido arbitrariamente por el Reino Unido (…). De hecho, está evitando voluntariamente una detención legal al elegir permanecer en la embajada ecuatoriana”, dijo un portavoz en un comunicado del Foreign Office.

Fuente Página 12 Últimas Noticias