Luego de la suspensión de la conferencia prevista en el Ministerio de Economía, que no pudo realizarse por una protesta de trabajadores despedidos, el ministro de Transporte Guillermo Dietrich presentó los aumentos en las tarifas de trenes y colectivos de la región Metropolitana, a los que denominó como “un acuerdo sectorial del sector de transporte público”.

Dietrich justificó las subas en la supuesta “falta de sustentabilidad del sistema” y en que “ha habido populismo en el manejo de la tarifa del transporte”.

Las nuevas tarifas, que empezarán a regir el viernes 8 de abril, llevarán al boleto mínimo de colectivo de los actuales 3 pesos a seis pesos, es decir un incremento del 100 por ciento. El ministro de Transporte hizo hincapié en que habrá una tarifa social para jubilados y pensionados y beneficiarios de pensiones no contributivas y planes sociales.

Dietrich presentó a la tarifa social de 2,70 pesos como una mejora respecto al actual boleto mínimo de 3 pesos, pero en realidad significa también un aumento porque los beneficiarios de la tarifa diferencial pagaban entre 1,80 y 2,40 pesos para la mayoría de los viajes, según la sección.

En el caso de los trenes, habrá dos tarifas mínimas de 2 y 4 pesos según el ramal, con tarifas sociales de 0,90 centavos o 1,80 pesos. También adelantó que la Ciudad planea llevar en dos meses el boleto de subte a 7,50 pesos, desde los 4,50 actuales.

El funcionario anunció además que en los próximos meses harán “la mayor inversión que se haya hecho en la historia” en los colectivos y prometió “más metrobuses” y una renovación en los vehículos. “No hay ahorro de subsidio. Los subsidios se incrementan 20 por ciento respecto al año pasado, sin tomar en cuenta la inversión en infraestructura que es una obra adicional, para posibilitar la tarifa de 6 pesos y sobre todo la tarifa social”, afirmó Dietrich, quien dijo que sin subsidios el boleto de colectivo debería rondar los 13 pesos.

Fuente Página 12 Últimas Noticias