El pasado viernes 29 de enero a la noche, en la calle Bonorino entre Riestra y Ana María Janner, oficiales de la Gendarmería y la Policía Federal dispararon con balas de goma y plomo contra los jóvenes de una murga del barrio.

La murga “Los Auténticos Reyes del Ritmo”, conformada hace algunos meses, se encontraba ensayando el último viernes cuando oficiales de las fuerzas de seguridad quisieron pasar por la calle en la que se encontraban. Ante el pedido del director de la murga de que aguardaran unos minutos para retirar a los más de cien chicos que estaban allí, un agente le disparó en las piernas.

En ese momento comenzó una represión feroz que dejó como saldo 16 personas heridas. El director recibió en total 14 impactos de balas de goma, cinco menores también fueron heridos, dos de los cuales debieron ser internados. Además un joven recibió un tiro con bala de plomo en su pierna.

Desde Gendarmería y Policía Federal argumentaron que se encontraban realizando un operativo para recuperar dos autos robados que habían sido abandonados en el barrio.

Según denunció la periodista Erika Silva en el portalABC en Línea “con una banda de 16 chicos heridos a cuestas, las familias comenzaron a cargarlos -ya que las ambulancias no entran a los barrios populares- y los trasladaron hasta el Hospital Piñero”. Allí fueron atendidos de urgencia los menores que se encontraban más grave, sin embargo el resto de la gente fue echada por uno de los médicos, el cual será denunciado por los familiares de las víctimas.

Fuente notas.org.ar

represion-murga-2 Represión-Bajo-Flores-680x365