Este sábado por la tarde se llevó a cabo la jornada de confección de las baldosas por la Memoria en homenaje a los sacerdotes Alfredo Leaden, Alfredo Kelly y Pedro Dufau, y a los seminaristas Salvador Barbeito y Emilio Barletti, acribillados por un grupo de tareas de la ex ESMA en la casa parroquial de San Patricio durante la madrugada del 4 de julio de 1976.

La actividad se llevó a cabo frente al mural alusivo ubicado en la esquina del pasaje Mártires Palotinos y Echeverría y fue organizada por el grupo Jóvenes Palotinos de Argentina (JPA), Barrios por Memoria y Justicia y la Mesa por la Memoria y los Derechos Humanos de la Comuna 12.

La jornada contó con una gran convocatoria de la que participaron allegados de los mártires, vecinos, sacerdotes y laicos de la comunidad de San Patricio, niños y niñas del cuerpo de boy scouts de la parroquia, alumnos, ex alumnos y padres del Instituto San Vicente Pallotti, ex integrantes de la Juventud de Acción Católica y representantes de distintas organizaciones políticas, sociales, culturales y religiosas.

Santiago Barassi, miembro de JPA, dialogó con los medios de comunicación y expresó: “Como comunidad, nos hemos puesto el objetivo de sacar el testimonio de nuestros Mártires a la calle. Más allá del testimonio de fe como Iglesia comprometida con la Justicia y la Verdad, queremos acercar su entrega a toda la ciudadanía y que todo el mundo sepa lo que paso acá en el barrio de Belgrano hace 42 años”.

Las placas recordatorias serán emplazadas en Estomba y Echeverría, en un acto que se llevará a cabo el próximo 4 de julio como antesala a la Misa en conmemoración del 42° aniversario de la Masacre de San Patricio.