Los bolivianos van a las urnas para definir si el presidente Evo Morales, en el poder desde 2006, puede volver a candidatearse y aspirar a gobernar hasta 2025. “Cualquier consulta donde el pueblo participa es lo mejor”, dijo el mandatario y llamó a batir el récord de participación.

Morales sufragó en la región cocalera del Chapare, en el centro del país, desde donde llamó a “batir el récord” de participación en las urnas. “Mi gran deseo es que podamos batir el récord de 2009 en el que ha participado un 96 por ciento. Quisiéramos ahora pasar esa cifra, sería un día histórico que por primera vez con el voto del pueblo se modifique la Constitución y saber si me quieren o no”, dijo.

Según el gobernante, Bolivia “está en la mira” de los medios internacionales porque “es otra forma de gobernar con el pueblo y eso es lo importante y cualquier consulta donde el pueblo participa es lo mejor”.

La jornada electoral arrancó sin mayores contratiempos y en calma. “Valoramos el hecho de que la apertura de la votación se haya desarrollado en un clima de absoluta tranquilidad”, dijo la misión electoral de Unasur en un comunicado.

Los primeros resultados se conocerán hacia las 18 locales (17 en la Argentina) con datos de “conteo rápido” que emitirán los canales privados de televisión. Más tarde, el tribunal electoral divulgará los primeros resultados oficiales.

En una consulta en la que el voto es obligatorio, unos 6,5 millones de bolivianos deben pronunciarse sobre la reforma de la Carta Magna, que autorizaría a Morales a postularse a un nuevo mandato de cinco años, de 2020 a 2025. Otros 300.000 ciudadanos votarán en el exterior.

Evo, que inició su primer gobierno en 2006 y ha sido reelecto dos veces, tiene el récord de permanencia en el poder desde la independencia del país en 1825.

Fuente Página 12 Últimas Noticias