"El quórum está asegurado", sentenció el coordinador del interbloque Cambiemos, el radical Mario Negri, luego de una mañana de reuniones y negociaciones para alcanzar el número de apoyos necesarios para arrancar mañana la sesión especial, en la que el oficialismo pretende aprobar el acuerdo con los buitres.

Según los cálculos de Cambiemos, el bloque oficialista podrá abrir la sesión con 89 diputados en sus bancas, más 17 del Bloque Justicialista, 3 del interbloque que tiene como referente a Darío Giustozzi, 6 santiagueños, 3 puntanos más Claudio Poggi, 6 cordobeses y 6 del bloque Progresistas, de Margarita Stolbizer.

De esta manera, Cambiemos conseguiría avanzar sin el respaldo del Frente Renovador de Sergio Massa, que hasta el viernes, cuando apareció el fallo de la Cámara de Apelaciones de Nueva York, respaldaba la sesión especial.

Esta mañana, el secretario de Finanzas, Luis Caputo, concurrió de urgencia aal Congreso para persuadir a los líderes del Bloque Justicialista, Diego Bossio y Oscar Romero, respecto del bajo impacto que tendría sobre el acuerdo con los fondos buitre el fallo de la Cámara de Apelaciones, que ratificó que será la encargada de definir la situación de los embargos, que el juez Thomas Griesa aseguró que levantará en caso de aporbarse la derogación de la Ley Cerrojo y la Ley de Pago Soberano.

Por su parte, el massismo no concurrió a las reuniones de "sondeo" que hizo Cambiemos esta mañana y estaba esperando los informes sobre la situación de los abogados en New York para decidir la posición que adoptará en consulta con su equipo económico.

Sobre este punto, el presidente de la comisión de Presupuesto y Hacienda, Luciano Laspina (PRO), desechó que el acuerdo abra la puerta para más juicios contra la Argentina por parte de los acreedores que habían aceptado los dos canjes de deuda previos, y afirmó que "nadie está pensando seriamente en que esté en riesgo de mayor litigiosidad".

El oficialismo confía en que la Cámara de segunda instancia respetará la decisión de Griesa, como lo hizo en fallos anteriores, pero no existe un reaseguro, por lo que el diputado Romero señaló que su bloque asistirá a la sesión especial de mañana, pero confesó que mantiene su “intranquilidad”.

El titular del bloque de Unión PRO, Nicolás Massot, que estuvo presente en la reunión con los diputados del bloque peronista, aseguró que “nada ha cambiado” tras el fallo de la Cámara de Apelaciones de Nueva York, porque “estaba contemplada esa posibilidad en el artículo 5 del acuerdo”.

En ese sentido, el diputado Romero dijo que en la reunión propuso a Cambiemos la modificación del artículo 5 del proyecto oficial para que el Congreso tome partido en el manejo de la deuda en caso de nuevas demandas judiciales, pero no obtuvo una respuesta definitiva.

Fuente Página 12 Últimas Noticias