Las ventas en supermercados crecieron 25,6% y en los centros de compra 13,8% durante octubre, en comparación con el mismo mes del 2016, y no muestran signos claros de mejora en el consumo, informó ayer el INDEC.

Las variación de ventas en supermercados fue la segunda más baja del año, y la de los shoppings, también la más baja de los primeros diez meses del 2016.

Las ventas en supermercados a precios corrientes, es decir teniendo en cuenta el alza de precios, llegó a 25.737,3 millones de pesos y la variación del 25,6% fue la segunda más baja del año después de la de agosto pasado del 21,2%.

Ambos meses en los que estacionalmente las ventas son las más altas del año por las celebraciones del día del niño y de la madre, sufrieron una fuerte contracción en la medición interanual.

En los centros de compras la facturación llegó a 4.724,4 millones de pesos y la variación del 13,8% no solo fue la más baja del año sino que se desplomó casi 50 por ciento respecto de los registros desde enero pasado.

En los primeros diez meses del año la facturación en los supermercados alcanza los 231.745,3 millones de pesos y registra una variación interanual del 27%, mientras que en los centros es de 41.424,2 millones con una variación del 23,2%. En ambos casos las ventas se ubican muy por debajo del nivel de inflación de los primeros diez meses del año, lo que indica la retracción de los niveles de consumo.

Las cifras corresponden al relevamiento que realiza el INDEC mensualmente en 61 supermercados de todo el país y 37 centros de compras ubicados en la capital federal y el conurbano bonaerense.

Durante octubre las jurisdicciones donde se registraron las subas más importantes de ventas en supermercados fueron las de Córdoba (33,3%), Neuquén (31,3%), Chubut (30,4%) y Ciudad de Buenos Aires (28,1%).

En octubre, en los centros de compras o shoppings los rubros con mayores ventas fueron patio de comidas (32,4%), juguetería (26,2%), librería y papelería (24,4%) y Diversión y Esparcimiento (23,1%).

Fuente BAE