“No hay ningún avance (en el expediente) después de 2 años y creo que nunca hubo en una causa elementos tan claros como para llegar al menos a algunos responsables. Esto termina en la impunidad porque hay fuerte protección, y hay funcionarios políticos del actual gobierno nacional que están directamente ligados a este problema”, sostuvo el ingeniero Edgardo Castro, inspector de la Ciudad de Buenos Aires, y quien había ordenado en 2008 la clausura de Iron Mountain, la empresa siniestrada en 2013, y en cuyo incendio murieron 10 personas.

“Altas autoridades de la Ciudad de ese momento encubren y protegen a Iron Mountain, que era un lugar que había que clausurar y evidentemente había un complot, un acuerdo, y la justicia es parte de este acuerdo. ¿A 2 años, donde está la habilitación, mis inspecciones, la clausura? Ni preguntaron por eso”, enfatizó y destacó, sobre la pérdida de documentación importante que hace a la causa.

“Es claro que HSBC lava dinero y que el objeto de Iron Mountain no es proteger la documentación y destruirla en términos legales sino hacerla desaparecer en la ilegalidad como fue en este caso”, acotó.

En Radio del Plata, Castro remarcó que Iron Mountain ya tuvo 5 siniestros similares en el mundo, y otros 5 en Argentina, uno en su planta de Parque Patricios y otros 4 en la de Villa Lugano.

Por último, el inspector porteño cuestionó el ascenso que tuvieron funcionarios implicados en el caso Iron Mountain: “Fernando Cohen, era coordinador e involucrado en este tema y hoy es premiado como director general de Protecci+on del Trabajo, y Ezequiel Sabor que protegió a Iron Mountain, hoy está premiado como secretario de Trabajo”.

Dos pericias confirmarían la hipótesis del incendio intencional en la causa caratulada como ‘Estrago doloso seguido de muerte’ y existe otra causa por lavado de dinero que se tramita en el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal Nº 12 a cargo de Sergio Torres.

Fuente Gustavo Sylvestre