Los Medios Vecinales de la Ciudad de Buenos Aires recibimos una pauta publicitaria del Gobierno de la Ciudad por imperio de la Ley 2.587, sancionada hace una década. Esta norma crea un Registro de Medios, establece los requisitos de ingreso bajo el arbitrio de una Comisión Evaluadora, y fija la pauta que recibimos mediante una fórmula de cálculo que nos da previsibilidad en su monto, ya que está relacionado a un porcentaje del valor total de la página 7 del diario nacional pago de mayor tirada en la ciudad de Buenos Aires.

Con el objetivo de reducir el presupuesto destinado a nuestros medios, no así a los grandes medios nacionales, el Subsecretario de Comunicación Social, Máximo Merchensky, dictó el 2 de febrero de este año la Resolución N° 813/2018 que modificó la ley – y su decreto reglamentario – al cambiar la forma de calculo de la pauta que nos corresponde. Esta resolución nos incluyó en un fluctuante régimen de subasta que se realiza semestralmente entre las agencias de medios.

El subsecretario Merchensky aseguró en los considerandos que: “a fin de mantener un equilibrio financiero en resguardo de las finanzas públicas, resulta conveniente establecer que la tarifa publicitaria mensual que reciban los Medios Vecinales de Comunicación Social, sea la que surja de aplicar el valor resultante de la Compulsa de Precios”.

Esta medida fue tomada por el funcionario a sabiendas que el Ejecutivo está obligado a reglamentar las leyes sin alterar su espíritu y ejecutarlas en igual modo y que no puede, bajo pena de nulidad, emitir disposiciones de carácter legislativo, tal cual lo establecen los artículos 102 y 103 de la Constitución de la Ciudad.

Sin embargo, esta resolución fue avalada por la Procuración General de la Ciudad y, más recientemente, por la Dra. Ana Paola Cabezas Cescato, del Juzgado Nº 11 en lo Contencioso, Administrativo y Tributario, quien rechazó el amparo colectivo que presentamos con el patrocinio del Dr. Jonatan Baldiviezo del Observatorio por los Derechos de la Ciudad.

Consideramos este fallo arbitrario, lleno de contradicciones y de neto corte político. En el día de la fecha hemos apelado esta decisión de primera instancia y queda en manos de los jueces de la Cámara proteger los derechos de los medios vecinales.

Hoy este cambio de sistema representa una quita del 17% en la pauta publicitaria que recibimos, pero no sabemos que puede pasar en las próximas subastas, dejándonos en una total incertidumbre económica.

En base a información brindada por el Ministerio de Hacienda porteño de cada 100 pesos gastados en publicidad en el año 2017 por el Gobierno de la Ciudad 4,2 pesos fueron para los medios vecinales.

Este ajuste en el eslabón económicamente más débil de los medios de difusión de la ciudad, nos exige recalcular lo proyectado para el año, y afecta sin ninguna duda las fuentes de trabajo que los medios vecinales de manera directa e indirecta generamos: imprenta, diseñadores, distribuidores, periodistas, locutores, operadores de radio, etc.

Paradójicamente esta medida se dicta a días de que la Legislatura Porteña sancionara la ley N° 5.919 que establece el 6 de diciembre como el “Día de los Medios Vecinales de Comunicación Social”, con el objetivo de “fomentar y promover sus actividades de comunicación y divulgación de información, así como su rol social, cultural y político”, reconociendo nuestra importancia dentro del mapa comunicacional porteño.

En este contexto, este miércoles 11 de abril a las 10 se llevará a cabo una conferencia de prensa en defensa de los medios vecinales en el Salón Presidente Perón de la Legislatura.