Encabezados por el presidente de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA) y arzobispo de Santa Fe, José Maria Arancedo, los obispos de todo el país se congregarán a partir del lunes 11 por la tarde en la Casa de Ejercicios El Cenáculo-La Montonera de Pilar y ese mismo día celebrarán la misa de apertura del encuentro, que se extenderá hasta el viernes 15.

“En momentos difíciles hay que poner lo mejor que se tenga, pero en un contexto de equidad y solidaridad. Hay que contar con una presencia dirigencial comprometida con los valores de la justicia y la equidad, sobre todo con aquellos que menos tienen”, dijo esta semana Arancedo.

Ya en sus mensajes de Pascua, los obispos expresaron que sus preocupaciones pastorales están centradas en que no se bajen los brazos en la lucha contra la corrupción, en los daños que causa la impunidad en la sociedad argentina y en temas como la pobreza, el narcotráfico y los enfrentamientos que dividen a los argentinos.

A este panorama se sumaron las cifras difundidas días atrás por el Observatorio de la Deuda Social argentina de la UCA que precisó que, en los tres primeros meses del año, la pobreza se incrementó en 1,4 millones de personas, en tanto que otras 350.000 ingresaron a la indigencia.

Fuente Página 12 Últimas Noticias