La vicepresidenta Gabriela Michetti admitió que “hay conversaciones informales” para ampliar el número de miembros del máximo tribunal y sostuvo que tomar una decisión de ese tipo “no pareciera ser una cosa tan irracional”. Por su parte, el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, consideró que la cantidad de ministros de la Corte “se bajó mucho, de nueve a cinco”, y no descartó haya “iniciativa parlamentaria” por el tema.

“Prácticamente todos los países del mundo” tienen tribunales numerosos, “pero no diría si tiene que tener siete, ocho o nueve (miembros) porque no lo sé”, argumentó Michetti al ser consultada sobre si el Gobierno piensa aumentar el número de ministros de la Corte Suprema, luego de que ayer el Senado iniciara el tratamiento de los miembros a cubrir las dos vacantes del tribunal, que actualmente está integrado por tres miembros.

La vicepresidenta sostuvo que “si bien el Ejecutivo no está con idea de hacer una ampliación de la Corte, ni le interesa hacerla, tampoco” van “a negar a un debate que se está dando en el Senado hace tiempo”. “Hay muchos senadores y espacios políticos que creen que la Corte Argentina tendría que tener más consonancia con lo que pasa en el mundo: los únicos dos países que tienen cortes tan pequeñas son Uruguay y Argentina”, añadió.

Más temprano, Pinedo había negado que el peronismo supeditara su apoyo para aprobar los pliegos de Horacio Rosatti y de Carlos Rosenkrantz a cambio de que se habilite la ampliación del máximo tribunal, pero aclaró que la cantidad de miembros en ese cuerpo “se bajó mucho, de nueve a cinco”, y no descartó que el tema pueda tener “iniciativa parlamentaria”.

“Por ahí se discute en un futuro, por iniciativa parlamentaria, el número de miembros de la Corte”, dijo y aclaró que “no va a ser ningún tema del gobierno”. Además, adelantó que “en los próximos veinte, treinta días, el trabajo va a ser juntar el apoyo de los dos tercios del Senado para nombrar a los dos jueces de la Corte Suprema de Justicia”.

Fuente Página 12 Últimas Noticias