Los cinco jóvenes intoxicados con drogas sintéticas en una fiesta electrónica continuaban hospitalizados, cuatro de ellos en “estado crítico”, mientras la justicia intentaba avanzar en la investigación sobre la forma en que accedieron a los alucinógenos que mataron a cinco muchachos.

El Ministerio de Salud porteño reportó que los tres jóvenes internados en el hospital Fernández y el que se encuentra en el Argerich seguían “en estado crítico” en las sala de terapia intensiva, varios con disminución en la función renal, mientras un adolescente de 17 mejoraba en el Rivadavia.

En tanto, los padres de los cinco fallecidos ayer esperaban la autorización de la justicia a la entrega de los cuerpos, tras la realización de todas las autopsias, para poder velarlos.

La investigación, a cargo del fiscal de instrucción Sandro Abraldes y el procurador de Narcocriminalidad Diego Iglesias, mantenía abiertas dos líneas telefónicas para que los testigos que puedan aportar datos sobre la venta de drogas en el marco del festival Time Warp que se realizó desde la noche del viernes hasta la madrugada del sábado en Costa Salguero brinden información.

Incluso, fuentes allegadas al caso destacaron que se darán “medidas de protección” a testigos como declarar “bajo identidad reservada” para poder profundizar la pesquisa. Varios de los jóvenes que asistieron a la Time Warp, cuya segunda noche fue suspendida a raíz de la tragedia, aseguraron a la prensa que vieron “convulsionar” a algunos de los jóvenes y señalaron que les costó conseguir asistencia inmediata por parte del personal que trabajaba para el evento.

Las víctimas mortales fueron identificadas como Nicolás Becerra, de 25 años; Francisco Bertotti, de 21; Bruno Goñi y Andrés Valdez, de 20, y Martín Vasano, de nacionalidad uruguaya y 22 años, añadieron otros informantes vinculados al caso.

De acuerdo al reporte oficial de Salud de la ciudad, de los cinco internados, un varón que seguía hospitalizado en el Argerich presentaba “estado crítico aunque muestra leve mejorías y permanece con asistencia respiratoria mecánica”.

En el hospital Fernández, a su vez, otros tres jóvenes continuaban también “en estado crítico”, de los cuales dos (una mujer y un varón) estaban en terapia intensiva con insuficiencia renal y el restante “en shockroom, con asistencia respiratoria mecánica e insuficiencia renal”.

Salud indicó que en el hospital Rivadavia, un adolescente de 17 años se encontraba “estable y consciente”, “mejorando” en la unidad de terapia intensiva, ya sin fiebre.

En tanto, ningún funcionario de la ciudad se refirió hasta esta tarde públicamente al caso que conmocionó al país por la gravedad y cantidad de intoxicados.

Por su parte, los ministros de Seguridad de la Nación y la provincia de Buenos Aires, Patricia Bullrich y Cristian Ritondo, condenaron la venta de drogas sintéticas por su alta peligrosidad.

Fuente Página 12 Últimas Noticias