Productores rionegrinos tomaron la iniciativa de tirar a las vías del tren más de 60 toneladas de peras de exportación, en reclamo por la situación extrema que viven pequeños y medianos productores del Alto Valle. En Mañana Sylvestre, Edgar Artero, titular de la Cooperativa de Productores de la localidad de General Fernández Oro explicó los motivos de la medida y las demandas urgentes del sector.

“Tenemos posibilidad de vender fruta para exportar, donde es mucha la exigencia por tamaño y calidad y el precio es miserable, es de $2 (por kilo) a pagar en 12 cuotas. También hay industria aquí que trituran las frutas y hacen un jalea y lo exportan y nos dan $0,15 por kilo y nuestro costo de producción es de $4 por kilo”, explicó el referente de los chacareros.

Respecto a la anunciada quita de retenciones a las exportaciones frutícolas, Artero aseguró que esa medida “no benefició en nada a los pequeños productores”, ni a las economías regionales, sino que solucionó problemas solo a los grandes exportadores.

“Macri dijo que en el valle no va a quedar una fruta en la planta. No va a quedar ahí, va a quedar todo en el piso”, dijo sobre la medida tomada por los chacareros y acotó que con el nuevo Gobierno “los únicos cambios que notamos son las deudas que hemos adquirido en pesticidas que son alarmantes, por la devaluación aumentó todo y lo nuestro nada”.

Artero habló de una suerte de “persecución” contra pequeños y medianos productores, y donde las exportadoras monopolizaron el mercado, y se quedaron con la propiedad de la tierra.

“Esto viene desde hace más o menos 20 años de debacle, y también porque cambió la matriz productiva. Antes teníamos el 70% de la propiedad de la tierra, y el 30% lo tenían los exportadores. Ahora han invertido la pirámide, ellos están con un 80% de la tierra, la han comprado barato a US$10.000 o US$15.000 por hectárea cuando en Chile vale US$50.000”, dijo.

Las propuestas del sector

En Radio del Plata, Artero explicó también las medidas que propone el sector y abogó por una intervención del Estado en favor de los sectores productivos más pequeños.

“El Estado tendría que darnos un margen de comercialización, que no nos hagan competir con estas empresas exportadoras ni nos obliguen a entregarle la producción a ellos, porque se quedan con el dinero nuestro. Si el Estado no ayuda a los más débiles, los grandes nos matan, en cualquier actividad”, puntualizó.

Por otra parte, cuestionó la política comercial de los grandes supermercados, se inclinó por generar espacio de comercialización directo entre los mismos productores, y que incluya el intercambio de productos alimentos entre distintas productores del país.

“Tenemos que cambiar el sistema de comercialización, en el Senasa y en el INTA hay que hacer un banco de datos de todos los productores, y que comience un intercambio, que traigan cítricos, papas, cebolla, acercar posiciones de productor a productor”, agregó.

Por último, detalló que el sector reclama la recuperación del transporte ferroviario, como vía para alcanzar nuevos mercados y reducir los costos del transporte. “Es una desidia tener los centros de consumo a menos de 30 horas de ferrocarril y que nosotros estemos tirando comida”, precisó Artero.

Audio de la entrevista

Viernes 12 de febrero de 2016

Fuente Gustavo Sylvestre