La titular de la Confederación de Trabajadores de la Educación, Sonia Alesso, afirmó que los docentes están “esperando a que haya una firma cuanto antes” del aumento del 40 por ciento acordado el martes con el Ministerio de Educación, pero reiteró que la postergación de la rúbrica de ese acta fue “una jugada del gobierno nacional, que lo único que quiere es ponerle techo a las paritarias”.

Alesso advirtió que el gobierno nacional intenta “dilatar las negociaciones” y sostuvo que, debido a la falta de la firma de un acuerdo, “hoy está abierto el conflicto” salarial “en todas las provincias”. Reprochó que en algunos distritos “hay ofertas bochornosas del 11 por ciento, y otras de tres cuotas de 8 por ciento” de incremento, y sostuvo que detrás de esto está la influencia de la gestión de Mauricio Macri.

“Lo único que faltaba era la firma, una formalización concreta que fue hecha, fue pública, fue entregada a los gremios, y discutida desde diciembre, y solo faltaba concretar la formalización en el Ministerio de Trabajo”, lamentó la dirigente al criticar la postergación de la reunión prevista para ayer en el Palacio Sarmiento.

Ayer, los gremios se declararon en estado de alerta y movilización tras la decisión del Gobierno de suspender la firma del acta y no descartaron avanzar en medidas de fuerza.

El ministro de Educación, Esteban Bullrich, justificó la decisión del Ejecutivo nacional al advertir que el Gobierno no pone “ningún límite a la paritaria docente”, pero “sí hay una realidad fiscal de cada provincia”. Más temprano, Macri había asegurado que “absolutamente” existe un límite del 25 por ciento de aumento para la discusión salarial docente en cada provincia.

Fuente Página 12 Últimas Noticias