Comparto publicación de hoy en InfoBaires24.

Eugenio Raúl Zaffaroni, exjuez de la Corte Suprema y actual de la Corte Interamericana de Derechos Humanos dijo que la detención de Milagro Sala es un escándalo internacional. El Papa Francisco le envió un rosario, un periodista enviado a Davos, Alejandro Bercovich, le pregunta por ella al presidente Macri y se “suspende” la conferencia de prensa. Hasta una banda de música, Karavana, le escribió una canción: “Canción para Milagro”. Mientras todo esto ocurre la masa crítica de un sector de la clase media queda a merced de las operaciones político-mediáticas que intentan convertir a esta enorme líder social en una criminal.

Así funciona la derecha que gobierna la Argentina. Criminalizar a Milagro Sala es parte de lo que también podría llamarse “la batalla cultural de la derecha”. Estigmatizar a las organizaciones sociales que le han dado cuerpo a una cultura política por sobre la cultura de las ONG, es parte de una idea de despolitización necesaria para la consecuente manipulación y dominación.

Criminalizar a Milagro Sala es parte de lo que también podría llamarse “la batalla cultural de la derecha”

Pero quién es Milagro Sala. Cuáles son sus orígenes. Cómo una organización de organizaciones sociales, la Tupak Amaru, y su líder, llegan a ser sujeto de tanta estigmatización y a la vez de tanta adhesión y admiración.

Aquí reproducimos una reveladora entrevista que pudimos hacerle en Jujuy, en agosto pasado, en medio de la campaña política, durante el popular y masivo festival por el día del niño que la Tupac realiza en esa provincia.

CG: Milagro, hemos visto las casas, el barrio, una enorme escuela pública que está a punto de ser inaugurada en el barrio de la Tupac… ¿Cómo se logra ese sistema de organización social, popular?

MS: Nosotros construimos de acuerdo a las necesidades… Hemos sentido que nuestros jóvenes, porque había muchísimos jóvenes nuestros que habían dejado de estudiar, los famosos jóvenes de la década del 90 que los padres habían quedado sin trabajo, los chicos no podían estudiar, los hospitales sin medicamento, nosotros criticamos todo esto y construimos sobre la crítica… Nosotros tenemos que ser una crítica constructiva de la década del ‘90. Se nos morían los chicos en los brazos por desnutrición infantil, veíamos cómo se destruían las familias. Esto es lo que no aceptan, que nos hicimos cargo, ellos se fueron en helicóptero, se mandaron a mudar y el país quedó solitario, acordate 19 y 20 de diciembre, no había un liderazgo de nadie, el pueblo salió a la calle y nosotros nos hicimos cargo de eso.

CG: ¿Se pueden definir políticamente?

MS: La Tupac es algo que no se puede definir políticamente. Porque si vos buscás qué político o que ideología tiene, la nuestra es poder vivir un poco mejor, no es que nosotros hemos leído Mao o hemos leído Lenin o nos hemos tragado la biblioteca del Che, ¡no! Nosotros hemos construido de acuerdo a nuestras necesidades, porque nos dieron la posibilidad Néstor y Cristina de construir nuestras viviendas, porque vos te podés imaginar ¿quién te puede dar la oportunidad de pagarte un sueldo para construir tu propia vivienda? Nadie, los únicos fueron Néstor y Cristina, y nosotros aprovechamos eso, plata que quedaba, construíamos una pileta. Plata que quedaba, comprábamos los elementos del centro de salud. Plata que quedaba, metamos la escuela… Poquito a poco comenzamos a construir la escuela que soñamos, primaria, secundaria y terciaria. Vos compará la escuela nuestra y anda a la escuela de un country, son parecidas, y no es porque le queremos copiar a los countrys, al contrario, nosotros sentimos que los jujeños que van a la escuela, los que no son de la Tupac que van a la escuela, tienen que ser igual tratados que cualquier hijo de ciudadano, tenga o no tenga plata.

La Tupac es algo que no se puede definir políticamente. Porque si vos buscás qué político o que ideología tiene, la nuestra es poder vivir un poco mejor

Más que odio y resentimiento es que ellos sienten que nosotros le quitamos algo, le quitamos el amor de la gente, la paciencia de la gente, lo que se viene construyendo, porque creo y siento que la organización nuestra comenzó a trabajar y a hacer las cosas de acuerdo a la necesidad, como dice Leo Morales, “por el buen vivir”. Si construimos la pileta es porque era el sueño de nuestros chicos, hoy tenemos 28 piletas de natación, polideportivos…

En el barrio de la Tupac viven 5 mil familias, de las 5 mil familias no todos son de la Tupac, todo lo contrario

CG: Vos tenés algo con las piletas, hay muchas piletas públicas…

MS: Porque en el verano, en todos los lugares hay chicos muy humildes que no se pueden dar el lujo de ir de vacaciones, entonces mínimamente que tengan donde ir a divertirse, las colonias de vacaciones, las piletas, que nadie le pueda decir “vos no podes entrar porque no me gusta tu cara”… Y dentro de las piletas tenemos los centros de salud, y dentro de los centros de salud tenemos las guarderías, los comedores…

CG: Hagamos el ejercicio de deconstrucción. Se dice que la Tupac obliga a afiliarse a la gente que vive en los barrios y va a la escuela. 

MS: En el barrio de la Tupac viven 5 mil familias, de las 5 mil familias no todos son de la Tupac, todo lo contrario, hay policías, hay gente del servicio penitenciario, hay estatales, gente que trabaja en el comercio, no son todos de la Tupac. Vos preguntale a algún compañero, si alguien lo obliga a hacer algo, es mentira

CG: A mí me llama la atención que Morales le habla al pueblo tupaquero, hay una identidad que él ve y que quisiera que capitalizar.  

MS: Cumplimos 15 años. Nos hicimos cargo de todo. Nacimos en esa época cuando todo estaba destruído en el país. Yo era Secretaria Gremial de ATE, renuncio para armar la organización social y comenzar a juntar a todo aquel compañero que en algún momento haya sido estatal o trabajaba en una empresa privada o trabajaba en ferrocarriles para ver cómo conteníamos a los compañeros y nos pusimos esa mochila pesada que dejo la década del ‘90.

CG: ¿Cómo te definís, Milagro?

MS: Si vos me preguntas si tengo conciencia de todo lo que venimos haciendo, todavía no tengo conciencia, de todo el trabajo, porque uno mira para atrás, y hay obras, trabajo, hay cariño… Nos pueden acusar de todo, de violentos, de corruptos, ahora con todo lo que nos acusen nunca nos van a quitar la alegría, no vamos a dejar que nos quiten la alegría. Mis compañeros están muy dolidos por la acusación que nos hizo Gerardo Morales, muy heridos con lo que pasó porque eran lo último que nos podían hacer, y nosotros hemos recibido solidaridad de todos lados.

CG: Estás hablando de Gerardo Morales que lanza su campaña y como maquillaje político de utilización electoral utiliza la muerte de este joven Velázquez, poniéndola en la escena política como si fuera una muerte política…

MS: Sí, lamentablemente ha meado afuera del tarro, ha querido hacer creer, y algunos medios que lo acompañan han hecho creer que este era un tema político, y no lo es. La familia también dijo que no era un tema político, que era totalmente mentira; y la fiscal también dijo que esto no fue un tema político sino que al contrario fue algo muy particular. La verdad que nosotros le damos nuestra condolencia a la familia, estamos acompañando también y nos duele mucho que nos vengan a acusar de esto, la verdad que uno a veces dice ¿Que más te puede hacer la oposición?

Fuente: Infobaires24.

 


Fuente Cynthia Garcia