1) El miércoles por la noche, Carrió habló en TN y aseguró que el sábado, la policía de Santa Fe había encontrado y arrestado a los tres hombres buscados, pero luego había mantenido preso sólo a Martín Lanatta y había dejado ir a los otros dos

2) Luego fue más lejos: “La información del gobierno fue correcta, yo investigaría a Bonfatti. Es el que tiene la relación con las fuerzas policiales y con (Mario) Segovia, el rey de la efedrina”. Carrió aseguró que la información le había llegado a través de un militante de su partido que se la envió a un grupo de Whatsapp.
3) Ayer, el diario Clarín publicó una nota sobre el video en la que se aseguraba que “el Gobierno está cada vez más convencido de que los tres prófugos del penal de General Alvear fueron capturados el mismo día. Que cuando se lo comunicaron a la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, y ella se lo transmitió al Presidente así era”.
4) Por la mañana llegó la confirmación oficial. El secretario de Seguridad, Eugenio Burzaco, dio una conferencia de prensa en la Superintendencia de Drogas Peligrosas de la Policía Federal. Apareció custodiado por dos efectivos con armas largas, chalecos antibalas, uniformes camuflados, cascos y caras cubiertas. Y habló sobre la filmación. Dijo que las imágenes se estaban analizando y que las habían mandado a un laboratorio para procesarlas para que sean más nítidas.
5) Los portales de noticias, luego, difundieron el famoso video casero, en el que se veían imágenes muy borrosas y confusas. Había un helicóptero, aparentemente tres personas, dos de ellas tal vez arrodilladas, cerca de un auto parado en una ruta y un par de efectivos que les apuntaban.
6) Pero pasaron pocas horas desde la difusión del video y la explicación salvadora para los funcionarios del Pro se desvaneció. Un vecino de Santa Fe llamó al 911 para informar que se había reconocido en las imágenes. Luego se presentó ante el fiscal Estanislao Giavedoni –que había abierto una investigación de oficio– y contó que lo detuvieron en un control en Santa Rosa de Calchines. Y que como él y sus amigos no eran los prófugos, siguieron su camino. Poco después, se informó oficialmente que la Policía Federal había realizado un peritaje y que había llegado a la conclusión de que las personas en el video no eran los prófugos.
7) La teoría de que fueran los hermanos Lanatta y Schillaci permitía al Gobierno recuperarse del papelón del sábado, cuando el presidente Mauricio Macri y varios funcionarios del gabinete nacional y de la provincia de Buenos Aires anunciaron que se había recapturado a los tres prófugos, cuando en realidad había sido solo uno
8) Completo el desarrollo de este nuevo papelón por acá

Fuente: José Ruben Sentis