Así lo informó a través de sus redes sociales Eduardo Macchiavelli, ministro de Ambiente y Espacio Público de la Ciudad de Buenos Aires. Los ejemplares de esta especie exótica -cuyo nombre científico es Atelerix albiventris – se encontraban en cajas plásticas listos para ser comercializados y no contaban con la documentación que acreditara su procedencia.

La incautación se produjo en el interior de una vivienda en un operativo conjunto entre la Policía Federal y al equipo de Fauna del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación e intervino el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional N° 49, a cargo de Jimena Lambermon. Los animales rescatados serán trasladados a un centro de tránsito para evaluar su estado de salud.

“Más de la mitad de los animales capturados mueren en la red que comprende el tráfico antes de poder ser comprados. En el caso de conocer ferias, comercios o personas que fomenten el comercio de especies silvestres o subproductos, el primer paso es denunciar”, expresó Macchiavelli vía Twitter.