El gobierno bonaerense de María Eugenia Vidal suspendió por seis meses la aplicación de paritarias para discutir aumentos salariales y condiciones laborales.
La medida contraria a todos los trabajadores asalariados del estado bonaerense despertó fuertes críticas de los gremios que representan al sector.

La gobernadora Vidal firmó el decreto 26 donde explica que la suspensión regirá por 180 días detallando además que “al día de la fecha, varios son los Municipios que se han visto imposibilitados de dictar la normativa de referencia atento las demoras generadas por el recambio de autoridades acaecido a raíz de proceso eleccionario”.

LatePaternal

image

Vidal