Francis Valenzuela tiene 21 años y padece síndrome de Down, autismo, epilepsia refractaria, movimientos involuntarios, celiaquía, catatonia y narcolepsia. Hasta el 31 de octubre de 2016 estuvo afiliado a la  Obra Social de Relojeros, Joyeros y Afines de la República Argentina (OSRJA), fecha en la que le dieron de baja por haber alcanzado la mayoría de edad, aún cuando su certificado de discapacidad se encuentra vigente hasta mayo de 2021.

Sus padres presentaron un recurso de amparo en el Juzgado Federal Civil N° 3 en el mes de noviembre. Pese al tiempo transcurrido, el juez Roberto Tortin aún no se ha expedido en forma definitiva y a fines de junio Francis se quedó sin tratamientos, escolaridad, transporte ni medicación. Asimismo, la familia viene realizando desde el año pasado el reclamo correspondiente en la Superintendencia de Salud, sin obtener ninguna solución por parte del organismo. Como último recurso, la mamá de Francis, Sonia Ferloni, le envió una carta al ministro de Salud de la Nación, Jorge Lemus, solicitándole que tome cartas en el asunto. Aún no ha recibido respuesta alguna.

Según lo indicado por los médicos que tratan a Francis -Dres. Osear Martínez y Federico Bottaro-, el medicamento que evita que su estado de salud se deteriore es exclusivamente Nitoman de Laboratorio Valeamt, cuya droga es tetrabenazina en una dosis de 25 mg. El valor de esta medicación asciende a $40.000 por frasco, una suma imposible de solventar para su familia. Es por eso que están solicitando la ayuda de toda aquella persona que tenga la posibilidad de acercar su colaboración. Para ello, abrieron una cuenta en el banco ICBC con CBU 0150541201000122362948 y número de cuenta 05410112236294, a nombre de Sonia Ferloni  (CUIL 27-28381570-1). También se puede contribuir a la causa firmando la petición para que Francis sea reincorporado por OSRJA haciendo clic aquí.