Ayer en horas de la madrugada, seis mujeres activistas de diversas organizaciones, entre ellas el Colectivo Ni Una Menos, fueron denunciadas y perseguidas por tres varones ultracatólicos por realizar actividades de difusión relacionadas al Paro Internacional de Mujeres del 8 de marzo. La denuncia fue radicada en la Fiscalía 20 a cargo del Fiscal Juan Rozas, quien ordenó la detención de las mujeres. La causa fue caratulada como daño agravado, lo cual no es una contravención sino un delito. Cabe aclarar que, al momento de la detención, las mujeres no estaban pintando, ni tenían aerosoles en su poder

En este mismo sentido, la reacción policial fue desmedida. Desplegaron tres patrulleros, una moto y diez oficiales frente a un grupo de mujeres que se encontraban caminando por la calle. Luego de haber sido demoradas durante horas en la vía pública fueron trasladadas a la comisaría 9° del barrio de Almagro. Durante todo el operativo los tres varones hostigaron a las mujeres al grito de “Viva Cristo Rey”, actitud que continuó hasta que llegaron al lugar de la detención.

Cuando se trata de perseguirnos, la justicia y las fuerzas represivas actúan con notable celeridad; no ocurre lo mismo cuando necesitamos que nos protejan de la violencia machista. Por estas razones nos convocamos

En un marco de creciente criminalización de la protesta social y ante un nuevo intento de disciplinamiento a la creciente organización y movilización del movimiento de mujeres, lesbianas y trans, el Colectivo Ni Una Menos convoca hoy a partir de las 12:30 hs. frente a la Fiscalía 20 -Bartolomé Mitre 1735- para denunciar la persecución de las activistas feministas.