A partir del próximo lunes 25 de septiembre, los trenes dejarán de parar en la estación de La Paternal debido a las obras del viaducto San Martín que elevará las vías a lo largo de los 5 km que unen Palermo con nuestro barrio.

Según informó el Gobierno de la Ciudad, las estaciones La Paternal y Villa Crespo serán reconstruidas en forma elevada y con tres vías. La empresa Trenes Argentinos Operaciones informó que habrá un “servicio alternativo de colectivos” para los usuarios que deseen descender en La Paternal.

La obra genera preocupación entre gran parte de los vecinos del barrio, ya que implicaría la demolición del edificio principal de la Estación La Paternal. Ezequiel Semo y Ricardo Boyán, vecinos que trabajan activamente en la preservación de la memoria ferroviaria del barrio, advierten que el proyecto “atenta contra la historia, la memoria y la identidad del barrio”.

Esta preocupación es compartida por vecinos de Villa Crespo, ya que los terrenos sobre los que se desarrollará el viaducto están actualmente ocupados por casas, comercios y otras edificaciones, muchas de las cuales deberán ser desalojadas y demolidas.

Este es el caso de la Asamblea de Juan B. Justo y Corrientes, un lugar de reunión y de encuentro permanente en el que funcionan un centro de jubilados, un espacio cultural, la Cooperativa La Yumba de consumo popular y una radio comunitaria, además de diversos talleres de formación.

Un poco de Historia

La estación de la Paternal pertenece a la Línea San Martín que conecta las terminales de Retiro, José C. Paz, Pilar y Domingo Cabred. La estación fue inaugurada en el año 1887, durante la presidencia de Miguel Juarez Célman. En ese momento formó parte del ramal Mercedes – Palermo conocido como Ferrocarril Buenos Aires al Pacífico. La estación fue bautizada con el nombre de Chacarita, el cual fue modificado en el año 1904 al actual de La Paternal.​

Entre el 17 de abril y el 17 de julio del 2014 la estación recibió modificaciones tales como el alero original, las columnas de hierro forjado y las características maderas decorativas, que fueron completamente desmontadas y reemplazadas por unas modernas y sin ninguna de las características que poseía el original.

El Ferrocarril General San Martín (FCGSM), es de trocha ancha y comienza su recorrido desde la terminal de Retiro y se dirige hacia el oeste del país atravesando las provincias de Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba, San Luis, Mendoza y San Juan. Se debe considerar la fecha formal de creación del ferrocarril al período de nacionalización de los capitales británicos entre 1946 y 1948 gracias al presidente Juan Domingo Perón. Desde entonces pasó a denominarse “Empresa de Ferrocarriles del Estado Argentino”, una empresa pública que luego pasó a llamarse Ferrocarriles Argentinos.

El barrio de La Paternal y sus vecinos supieron ver pasar por las vías del San Martín las grandes formaciones de trenes de carga desde y hacia el interior del país y míticos servicios de pasajeros de larga distancia como “El expreso El Libertador”, que brindaba un servicio de lujo entre Retiro, Junín y Mendoza. Esta última era una formación sólo de coches camarote y pullman, y contaba con restaurante, bar, coche cine y bandeja portaautomóviles.

Es importante recordar que el Ferrocarril San Martín tenía enormes talleres ubicados en la ciudad de Junín que funcionaban desde el año 1886 y donde se realizaba la reparación y mantenimiento de locomotoras, coches y vagones, donde llegaron a haber unos 6.000 trabajadores.