Según el INDEC, el desempleo ascendió de 5,9% en 2015 a 8,5% en el tercer trimestre de 2016. Se trata de 360.000 desocupados urbanos adicionales

La tasa de desempleo aumentó cuatro puntos en la Ciudad Autónoma y en el conurbano, y más de tres puntos y medio en todo el país, aunque el Indec no publica los datos comparados. Casi 1,7 millones de personas sin trabajo en el tercer trimestre.

La oficina de estadísticas del gobierno nacional admitió la existencia de un millón sesenta y nueve mil desocupados en áreas urbanas en el tercer trimestre, equivalente a una tasa de desempleo del 8,5 por ciento. Si se suman los subocupados que informa el Indec (1.274.000 personas), totalizan 2.343.000 personas con problemas de empleo, sobre una población activa en las áreas relevadas de 12,5 millones de personas. 

La mayor concentración de desocupados se da en los partidos del conurbano, donde el desempleo asciende a 10,6 por ciento y alcanza a 576 mil personas, siempre según las cifras oficiales. Incluidos los subocupados, el total de afectados por problemas de empleo en los partidos del Gran Buenos Aires suma 1.247.000 personas, una cifra significativa si se tiene en cuenta que la población ocupada plena –total de ocupados menos los subocupados– en el mismo aglomerado urbano es de 4.194.000 personas. 

Con respecto a la información dada por el Indec para el mismo trimestre del año pasado, las cifras actuales muestran 360 mil desocupados más (la tasa de desempleo pasó de 5,9 a 8,5 por ciento), pero el informe de las autoridades actuales desacredita la comparación con los años anteriores, al señalar que, “conforme a la emergencia estadística”, las series publicadas entre 2007 y 2015, ambos períodos inclusive, “deben ser consideradas con reservas”. 

El Indec de Jorge Todesca, su nuevo director desde el inicio de la gestión de Cambiemos, mantuvo un apagón estadístico hasta abril de este año y, a partir de ahí, empezó a ofrecer mediciones como si el organismo no tuviera pasado. Es decir, interrumpió la serie estadística en diversos rubros (precios y empleo, entre ellos), tratando de bloquear la comparación interanual. 

Resultado de imagen para crece el desempleoEn el caso de la información sobre el mercado de trabajo, lo que hizo esta vez el Indec es dar en sus cuadros los datos únicamente del segundo y tercer trimestre de este año –las dos mediciones realizadas bajo las órdenes de la actual gestión–, manteniendo el apagón para el análisis de la evolución del empleo y el desempleo. Tratándose de una variable con comportamiento estacional –ver opiniones de especialistas, más abajo en esta página–, la forma homogénea de comparar los datos es hacerlo sobre el mismo período entre distintos años. Es decir, en este caso, tercer trimestre de este año contra tercer trimestre de años anteriores. 

En esa comparación con las mediciones históricas del Indec efectuadas por gestiones anteriores –las que el Indec actual niega–, se observa que en el período julio/septiembre de 2014, la tasa de desocupación ascendía al 7,5 por ciento, descendió al 5,9 por ciento entre los mismos meses del año 2015, para aumentar este año al 8,5 por ciento. 

Considerando la población económica activa de los 31 aglomerados urbanos en los que se realiza la encuesta, la cantidad de desocupados se elevó en 360 mil en el último año, es decir desde la última medición informada por el gobierno anterior y la segunda que ejecuta la actual administración. Un dato significativo de la última encuesta es que la tasa de desempleo para los aglomerados urbanos de más de 500 mil habitantes (son 9 de los 31) alcanza al 9,3 por ciento, mientras que entre la población urbana de los 22 aglomerados más chicos la desocupación es de tan sólo 4,6 por ciento, prácticamente la mitad de la anterior.

Los centros urbanos de más de 500 mil habitantes suman 967 mil desocupados. El número mayor de desocupados corresponde al área metropolitana de Buenos Aires (705 mil), correspondiendo 129 mil a la Ciudad Autónoma y 576 mil al conurbano. La tasa de desocupación informada para dichos distritos es del 7,9 por ciento en la CABA y 10,6 por ciento en los partidos del Gran Buenos Aires. Un año atrás, eran del 3,9 y 6,7 por ciento, respectivamente. Es decir, que la desocupación verificó un aumento de prácticamente 4 puntos en un año para ambos casos.

También se verifican serios problemas de empleo en otros aglomerados urbanos de los considerados “grandes”, en particular los más ligados a la actividad industrial. En Gran Córdoba, la tasa de desocupación se eleva al 9,8 por ciento en este tercer trimestre. En Gran Rosario alcanzó al 9,3 por ciento, mientras que en Mar del Plata llega al 12,1 por ciento, siendo según la estadística del Indec el punto más elevado de desocupación de todo el país para el período analizado. 

Otro caso en el que la crisis de la actividad industrial aparece estrechamente ligada a altas tasas de desocupación es el del polo siderúrgico de San Nicolás-Villa Constitución, que registra una tasa del 9,2 por ciento para el período julio a septiembre. En los tres primeros, ya se verificaban problemas con el empleo a la misma altura del año pasado; todos ellos verifican aumentos en la tasa de desempleo en el último año, aunque menores a un punto. En cambio, en el caso de San Nicolás – Villa Constitución (el cordón siderúrgico entre las provincias de Buenos Aires y Santa Fe), el salto del desempleo de un año a otro es de casi 4 puntos: del 5,5 por ciento en 2015 al 9,2 en la última medición.

Fuente: Ramble Tamble