Abdeslam, de 26 años, es hermano de uno de los atacantes suicidas de la capital francesa y está acusado de haber tenido participación en esos atentados ocurridos el 13 de noviembre del año pasado, que dejaron 130 muertos. El operativo en el que fue apresado él y otros dos miembros del Estado Islámico tuvo lugar en el barrio Molenbeek, de la capital belga.

Poco después de la detención, la policía belga realizó una nueva redada en el mismo barrio considerado como un “feudo islamista”. Se escucharon fuertes explosiones, aunque se desconoce si fueron provocadas por las unidades especiales de la Policía o por terroristas, informó la agencia de noticias Belga. Por el momento no hubo confirmación oficial de la Fiscalía.

Fuente Página 12 Últimas Noticias