Ayer al mediodía, docentes, alumnos y egresados del Plan FinES se movilizaron hacia el Ministerio de Educación de la Ciudad de Buenos Aires para reclamarle a la titular de la cartera, Soledad Acuña, que deje sin efecto el cierre de 17 sedes. La medida afecta a 500 alumnos que no podrán completar sus estudios secundarios y deja sin trabajo a 80 profesores.

Guillermo Parodi, secretario adjunto de la Unión de Trabajadores de Educación (UTE), sostuvo: “La decisión de cerrar las sedes es parte de las políticas de ajuste contra la educación pública que venimos denunciando. Hay más de 500 adultos que no van a poder terminar su educación, en un programa que permitió que muchísimas personas terminen sus estudios”.

La Escuela “Héroes de Malvinas” de La Carbonilla integra la nómina de las sedes cerradas. Como consecuencia, en La Paternal 40 alumnos quedarán sin acceso a la educación media y diez profesores serán cesanteados. La sede de nuestro barrio funciona hace ya seis años y allí han completado sus estudios más de 300 alumnos.

“Es hora de que la ministra Acuña atienda el reclamo de la comunidad educativa de la Ciudad de Buenos Aires y revierta esta medida que perjudica a tantos estudiantes y docentes. No podemos permitir que se sigan profundizando estas políticas de vaciamiento. Si no nos escuchan, nos seguiremos movilizando en defensa de la educación pública” afirmó por su parte el referente barrial Gabriel Salomón.