El titular de la Asociación de Fábricas Argentinas de Terminales de Electrónica (AFARTE), Federico Hellemeyer, advirtió que podría haber despidos en el sector si efectivamente el Gobierno elimina el arancel del 35 por ciento a los productos informáticos, tal como fue anunciado oficialmente ayer.

“El anuncio del Gobierno se da en un contexto del año donde la prosperidad del segundo semestre nunca llegó y todavía está muy resentido el consumo de productos electrónicos”, sostuvo Hellemeyer en declaraciones a radio La Red. Para el empresario la quita del arancel pondría en riesgo los 500 puestos de trabajo que tiene el sector en Tierra del Fuego y los diez mil que emplea el sector a nivel nacional.

Con el argumento de que “la Argentina es el país de la región donde las computadoras son más caras” y que “ese sobrecosto lo pagan todos los ciudadanos”, el secretario de Comercio, Miguel Braun, confirmó la elminación de los aranceles del 35 por ciento. Contra lo que sostienen los fabricantes y los gremios, el Gobierno dice que esa decisión sólo afectará a mil trabajadores, a quienes les promete cubrir la mitad de su salario durante un año.

Además de advertir sobre el desempleo que generará esa medida, Hellemeyer puso en duda que la baja del arancel implique una reducción del 50 por ciento del precio de venta al público en productos de tecnología. El titular de AFARTE negó también que exista un plan oficial para resguardar los puestos de trabajo frente a la quita del impuesto, que aumentará la venta de productos importados.
Fuente: Página 12
{$excerpt:n}