El boxeador de la Paternal, Alberto Melián, ganó por fallo unánime 20-18 sin computarse el segundo round por choque de cabezas. La enjundia del cordobés de ir al frente le bastó para lograr su segundo triunfo en Río y ser el único exponente del boxeo argentino en carrera.

El próximo martes a las 17.45 se medirá con el uzbeko Murodjon Akhmadaliev por un lugar en la semifinal que le asegurará presea de bronce.

“Lo importante es ir avanzando de ronda. Ahora estamos a una pelea de medalla, pero no me quiero presionar, igual yo salgo a ganar a cara de perro”, sostuvo Melián tras el combate.

Fuente Minuto Uno