La imagen de apertura corresponde al organigrama nacional del PAMI, los populares “ravioles” de cada organismo. Desde ese lugar se conduce la obra social más grande de américa latina que tiene más de 4.500.000 afiliados.
En el raviol nacional del PAMI hay unos 300 cargos (son algunos más pero a los fines del post vamos a redondear) a lo que hay que sumar las Unidades de Gestión Local (UGL’s) que el PAMI posee en el interior del país que son 39, que a su vez tienen dependencias en el interior de cada una de ellas.

Demás está aclarar que esos cargos son políticos, y que una vez finalizada una gestión la que llega coloca su propia gente. Son casi 400 cargos (suponiendo que se nombran sólo dos personas por UGL, los efectores propios como los policlínicos de Rosario o los 5 geriátricos propios, y algún que otro asesor es designado en Buenos Aires) los que hay que cubrir.

También para redondear hay que decir que estos cargos tienen en promedio un salario de $50.000. Tal vez recuerden que el anterior jefe de PAMI fue denunciado por elevarse el sueldo, que llegaba casi a los 100.000 en bruto, así que promediar en 50 no está muy errado. La novedad que trae la nueva gestión encabezada por Carlos Regazzoni es que todo este personal político fue nombrado en planta permanente desde el primer día.

Tomemos por ejemplo una resolución en la que se designan a varias personas. Lo hacen de la siguiente manera: 

ARTÍCULO 1°.- Designar, en el Agrupamiento Ingreso, con un régimen laboral de treinta y cinco (35) horas semanales de labor, a las personas que se nominan en el Anexo I que pasa a formar parte de la presente, para prestar servicios en los destinos que en cada caso se indica.

ARTÍCULO 2°.- Asignar, a las personas consignadas en el Anexo I que integra la presente, las funciones que en cada caso se indica, correspondiendo su inclusión, conforme el cargo a desempeñar, en las previsiones del artículo 38°, Capítulo I, Título IV de la Resolución 1523/DE/05, modificado por el artículo 12° de la Resolución N° 833/DE/13, Tramo A dentro del Agrupamiento que corresponda, según lo estipulado en el Anexo I de la Resolución N° 1375/DE/06, y carga horaria de cuarenta y cinco (45) horas semanales de labor, de acuerdo a las previsiones del artículo 4° de la Resolución N° 712/DE/06 y Resolución N° 1002/DE/07.

ARTÍCULO 3°.- Reubicar, en el Agrupamiento y Tramo que en cada caso se indica, de acuerdo a lo estipulado en el Anexo I de la Resolución N° 1375/DE/06, y régimen laboral conforme lo establecido en la Resolución N° 1002/DE/07, a las personas nominadas en el Anexo I que pasa a formar parte de la presente.” (ejemplo tomado de acá)

Y sigue. Pero pasemos en limpio para entender el mecanismo. En el artículo 1º lo nombran como personal de PAMI en la planta permanente, igual al que ya está trabajando en la obra social todos los días con una carga horaria de 35 horas semanales. En el artículo 2º le asignan las funciones de Director o cualquier otra, y le elevan la carga horaria, como corresponde, a 45 horas semanales. Finalmente en el Artículo 3º se lo reagrupa en el tramo salarial que corresponde a esa función.

Esto quiere decir que de acá a 4 años el gobierno cambia y estos funcionarios/empleados quedan en la obra social ya que desde el primer día son como cualquiera de los que ya están, y en caso que se los quiera remover para colocar gente de confianza, deberán pagarles la indemnización correspondiente. Es más, si Regazzoni se arrepiente mañana de alguna de estas designaciones tiene que pagarle indemnización al que acaba de nombrar.

Hasta el momento se está dando en el PAMI lo contrario lo que se viene dando en otras áreas del estado donde están despidiendo. Acá se incrementa la planta de personal y no por necesidades, sino para cubrir a sus militantes desde el principio y hasta el final de su mandato. Parece que en estos casos no sería grasa sobrante, en palabras de Prat Gay.

Aplauso medalla y beso para el que ideó este mecanismo que no tendrá ningún herido de acá a 4 años cuando cambie el gobierno o el jefe de PAMI, o incluso antes si esta misma gestión lo raja para reemplazarlo por otro.

Hay 560 personas que fueron designadas en planta por la gestión anterior luego de permanecer en calidad de contratados algunos hasta 3 años. Esos nombramientos de última hora (se hicieron poco después del balotaje) fueron tirados para atrás por 90 días “hasta tanto se determine si cumplen y cual función dentro de la obra social”.

¿Saldrán los de siempre a decir “mirá lo que hacen con la plata de los jubilados”?

Fuente NestorNautas