La Justicia allanó ayer una sede de la Secretaría de Deportes a partir de una denuncia que salpica al “número dos” del ex lateral de Argentinos Juniors, Boca y la Selección Argentina.

Mientras el Gobierno intenta encauzar el conflicto abierto a partir de la quita del financiamiento “privado” al ENARD y en el preciso instante en el que el propio Mauricio Macri le transmitía tranquilidad a los deportistas argentinos, la Justicia allanaba la Secretaría de Deportes y ponía en la cuerda floja a su titular, Carlos Javier Mc Allister.

Mac Allister debutó en la Primera División de la Asociación Atlética Argentinos Juniors en 1985. 32 años más tarde, sus tres hijos, Francis, Kevin y Alexis, cumplieron el sueño de jugar, juntos y en simultáneo, con la camiseta del Bicho de La Paternal en la derrota del pasado sábado ante San Lorenzo en el Nuevo Gasómetro.

¿El Colo disfrutó de logro de sus hijos? A medias. Es que el Secretario de Deportes de la Nación vive días muy complejos como funcionario, luego de una serie de investigaciones periodísticas que han terminado en la Justicia, con una denuncia que realizó Nicolás Martínez Dalke, concejal de Mendiolaza, Córdoba.

El edil cordobés detectó que desde la Secretaría se destinaron fondos del Régimen de Promoción de Clubes de Barrio y Pueblo para subsidiar a clubes de Golf, Polo y Yatching. Este Fondo se creó en el año 2014 con el espíritu de “fomento, estímulo y promoción de las actividades deportivas, sociales y culturales de índole barrial”.

A esta denuncia penal se le suman las que se conocieron en los últimos meses donde golpean al subsecretario Orlando Moccagata. El “2” de la Secretaría, y tesorero del ENARD, está acusado de favorecer a la empresa de piletas deportivas Myrtha Pools, las cuales eran recomendadas a municipios y provincias. Moccagata, que además fue entrenador del nadador José Meolans, fue presidente de Project Management Pools S.A., representante de las piletas italianas en nuestro país, hasta diez días antes de asumir como funcionario público.

Días atrás Mac Allister decidió realizarle un sumario administrativo a Moccagata y lo suspendió. Mientras la Secretaría se desligó de los hechos de corrupción y se realizan las investigaciones correspondientes, el Gobierno puso en su mira al Secretario de Deportes, un hombre de vínculo muy cercano al Presidente, Mauricio Macri, desde sus tiempos al frente de Boca, y “cara” del PRO en la provincia de La Pampa.

Según trascendió, en las últimas horas, tras la denuncia a Moccagata, la Justicia allanó las oficinas de la Secretaría de Deportes de la Nación en el CENARD. Mientras tanto, Mauricio Macri, busca resolver el conflicto del ENARD en un encuentro con deportistas olímpicos.

La sumatoria de desaveniencias dejan a Mc Allister con las horas contadas al frente de la Secretaría. A pesar de que él mismo desmiente un eventual alejamiento, suena con fuerza el nombre de Mario Moccia, un licenciado en Gestión Deportiva que se desempeñó como Secretario General del COA, Secretario del ENARD y que acumula cargos dentro del mundo del handball nacional.

Fuente: Infocielo