El Gobierno nacional anunció esta semana la eliminación del arancel del 35 por ciento para la importación de computadoras, notebooks y tablets a partir de marzo de 2017, lo que pone en peligro el trabajo de 4.900 personas vinculadas al ensamblaje.
Pero quedate tranquilo que el mismo gobierno se encargó de estimar que sólo unos 1.000 trabajadores se verían afectados (74 por ciento en Ciudad de Buenos Aires y provincia de Buenos Aires)“.

Sólo 1.000 trabajadores, mil familias. Sólo eso.   


Fuente: José Ruben Sentis