Luego de las idas y vueltas con el tarifazo y un servicio que no mejora, el actual Gobierno beneficiará nuevamente a las empresas eléctricas en vistas al presupuesto de 2017.

La deuda de unos 19 mil millones de pesos que mantenían las empresas con Cammesa, la firma estatal mayorista del mercado eléctrico, perderá vigencia beneficiando a las prestadoras de un  servicio que no ha tenido mejores a pesar del tarifazo.

El monto que no se les va a cobrar, y que figura en el Presupuesto de 2017, equivale a la construcción de 351 jardines de infantes. Las empresas nucleadas en ADEERA, que habían pedido que se les perdonara 22 mil millones, aseguraron- otra vez-  que invertirán en los próximos años.
Fuente: Diario Registrado