El ministro de Trabajo, Jorge Triaca, aseveró que “el margen de la discusión salarial va a estar entre el 20 y el 25 por ciento, porque creemos que es donde va a estar la inflación” de este año, y consideró que es “un poco apresurado” el llamado de algunos gremios a convocar a un paro nacional por los masivos despidos en la administración pública.

Triaca dijo que el tope que el Gobierno pretende ponerle a la negociación salarial se calculó “pensando en el bolsillo de los trabajadores” y anticipó que en ese sentido “tenemos muchos temas en agenda que en los próximos días se van a conocer”.

Adelantó que se está “dialogando con los dirigentes sindicales sobre muchos temas pendientes desde hace mucho tiempo, como el impuesto a las Ganancias, la Asignación Universal por Hijo (AUH) y los vamos a llevar a la concreción, porque eso impactará en el bolsillo de los trabajadores”.

Al ser consultado sobre cuántos son los despidos en áreas de la administración pública nacional, explicó que “el Ministerio de Modernización está trabajando sobre el análisis de la composición de las estructuras de cada uno de los ministerios”, y justificó: “No tienen que ver con despidos, si no con finalizaciones de contratos que no se renuevan. Tienen que ver con asistencias técnicas que no hacen falta para el servicio”.

En este sentido, dijo que “plantear un paro general por esto, donde en algunos casos están defendiendo situaciones de precarización laboral, porque el Gobierno anterior, a través de algunos mecanismos de contratación, no les daba un escenario de sustentabilidad a muchos trabajadores, me parece que es un poco apresurado”.

Además pidió “separar la paja del trigo” al advertir que “el Estado no tiene que ser quien financie los recursos para la política”. “Ahí hay una parte enorme en las decisiones que hemos tomado en relación a terminar ciertos contratos que había en las distintas áreas de gobierno”, sostuvo.

Fuente Página 12 Últimas Noticias