La iniciativa fue adelantada por el diputado del Frente Renovador Marco Lavagna, quien explicó que “el plan de sostenimiento del empleo y fomento del empleo pyme” apunta a mantener “la continuidad de la emergencia ocupacional hasta el 30 de junio de 2018” y propone como mecanismo “un régimen de incentivo fiscal para pymes que se desarrolle mes a mes”.

Lavagna consideró que se trata de “una propuesta superadora” a la ley de emergencia laboral que se debate en el Congreso, en la que “el Ministerio de Trabajo deberá informar de manera mensual los despidos aprobados por ellos”.

“Si no hay ley de protección del empleo va a haber ley antidespidos”, advirtió Lavagna, a días de que su bloque en Diputados respaldará el impulso del proyecto de ley para frenar los despidos junto a todo el arco opositor.

Lavagna especificó que el plan estará destinado “para aquellas empresas con menos de cuarenta trabajadores” y también podrán acceder “aquellas empresas que hayan mantenido o incrementado la planta de trabajadores respecto al mes de noviembre de 2015”.

“También proponemos darle rango de ley al Programa de Recuperación Productiva y elevar a un salario y medio para las pymes y se deja un salario para las grandes empresas. Con esta medida buscamos que la pyme sea la mayor beneficiada y pueda acceder a la REPRO”, agregó.

En paralelo, señaló que “aquellas empresas que incorporen programas sociales descuentan el 50 por ciento del haber en concepto de impuestos y para las pymes es del 100 por ciento”, lo cual permitirá que “el mercado laboral pueda absorber al trabajador con un plan social en 2 años”.

Por último, dijo que “se creará un registro de elegibilidad” para que las pymes puedan acceder a la aplicación de saldos de libre disponibilidad con la AFIP, reitegros a la ANSES y créditos de inversión o en contrataciones del estado.

Fuente Página 12 Últimas Noticias