En los últimos días Clarín se hizo con tres nuevas señales de cable, pese a que ya vulneraba la LSCA. Las señales que adquirió fueron El Garage TV, América Sports y Canal á. Lejos de adecuarse a la normativa, el monopolio ya estaba enterado de por dónde iba a venir la modificación y no tuvo reparos en avanzar en más concentración mediática.

A pesar que todavía no se había modificado la LSCA, Clarín estaba enterado de cómo serían las modificaciones que se publicaron hoy con el decreto 267.

Ahora, con las nuevas autoridades y el nuevo esquema normativo quedará más claro todavía a quién favorece. Sin dudas se buscó devolver los grandes favores por el blindaje con el que todavía cuenta el nuevo Gobierno.

EnOrsai