“El Presidente tiene antecedentes con sociedades offshore, con una sociedad constituida en Uruguay en 1995 que mereció la condena de la Cámara penal de San Martín. No puede decir que no sabe lo que es una offshore”, señaló Ricardo Nissen, extitular de la Inspección General de Justicia en diálogo con AM1030 Radio del Plata.

“El caso se encuentra en cualquier libro de jurisprudencia. Macri había hecho una sociedad uruguaya que se dedicaba a importar autos. Asi fue que le tuvieron que desestimar la personalidad jurídica. No puede decir que no sabe para qué se constituía una sociedad offshore”, agregó.

Nissen se refirió concretamente a la empresa uruguaya Opalsen S.A., en el caso en que Franco Macri y su hijo Mauricio habían sido procesados en 2001 por el contrabando de autopartes vía el país vecino.

“Las sociedad offshore se crean para esconder plata, o para defraudar a la mujer en los divorcios o también a herederos en sucesiones, o para defraudar a acreedores laborales. El objetivo es siempre defraudar a alguien, violar la ley, frustrar derechos de terceros, la buena fe o el orden público. Nadie usa una sociedad offshore con fines buenos, están para delinquir y esa es la clave”, expresó Nissen.

Y agregó: “Jamás en una sociedad offshore se ponen a los verdaderos titulares, normalmente son empleados del estudio jurídico o contable en esos paraísos fiscales. Pero también puede aparecer un pintor o un portero. Después lo que se venden son las acciones al portador”.

Audio de la entrevista

Lunes 4 de abril de 2016

Fuente Gustavo Sylvestre