Casi 190 mil militantes del Partido Socialista Español votan desde ayer el acuerdo para la formación de gobierno con el partido liberal Ciudadanos, lo que dejaría a Pedro Sánchez a un paso de ser el sucesor del liberal Mariano Rajoy. La consulta no es vinculante y se estima que el comité federal del partido dará los resultados el lunes.

Es la primera vez que el PSOE, segunda fuerza más votada en los comicios de diciembre en España tras el Partido Popular (PP), lleva a cabo una iniciativa como ésta. El líder del PSOE, Pedro Sánchez, pidió a sus compañeros de partido “un sí claro y rotundo” al pacto con Ciudadanos e instó al resto de fuerzas políticas a respaldarlo para que sea posible su investidura la semana que viene en el Congreso de los Diputados.

El reto no es fácil: Sánchez necesita una mayoría absoluta en la primera votación, que se celebrará el miércoles. Si no lo consigue, como parece probable, le bastaría una mayoría simple en una segunda ronda.

Pero el pacto alcanzado entre el PSOE y Ciudadanos no es suficiente. La suma de escaños de ambos partidos (90 y 40, respectivamente) queda lejos de los 176 que suponen una mayoría absoluta. Para ser investido, Sánchez necesita al menos la abstención del PP de Mariano Rajoy o de Podemos.

El líder socialista apeló hoy al partido considerado heredero del movimiento de los indignados. “Este es un acuerdo abierto a otros partidos, perfectamente progresista y asumible por todas las fuerzas de izquierda”, dijo tras votar en Pozuelo de Alarcón, en Madrid.

Fuente Página 12 Últimas Noticias