Fue este domingo por la noche con victoria por decisión unánime ante Cristian Panachuli en el Club Ideal de Lugano. El combate estaba estipulado originalmente para que el pupilo del equipo Don Team que entrena en el Club La Paternal se enfrentara a Daniel Araneda de Santa Cruz, pero el patagónico no se presentó al pesaje por supuestos inconvenientes con el vuelo que lo traía a Buenos Aires.

De esta manera, Martino retuvo la corona de la categoría medio mediano (hasta 71,8 kg) de la Federación Argentina de Kickboxing, aunque no ocultó su malestar por cómo se dieron las cosas: “Ayer tocó  defender el título no de la mejor manera ya que mi rival Ariel Araneda nunca se presentó. La verdad es que implica mucho esfuerzo, sacrificio, tiempo y plata prepararse para una pelea, por eso me queda el vaso medio vacío y bastante bronca”, expresó el Tata en las redes sociales, a la vez que se mostró agradecido con su rival por haber aceptado el desafío de enfrentarlo con tan poco tiempo de anticipación.