La emisión de pesos, señalada siempre desde la ortodoxia económica como la principal causa de la inflación en la Argentina, dejó de desacelerarse en octubre y noviembre y empezó a repuntar por primera vez en el mandato actual. En los últimos 30 días días, el ritmo de crecimiento de la cantidad de dinero en circulación (en efectivo y en cuentas a la vista) se aceleró del 19,5% al 21,5% anual, en un contexto en el que todavía no parece haber repuntado la actividad.

Fuente: José Ruben Sentis