La alianza Cambiemos busca firmar el dictamen del proyecto para eliminar las leyes Cerrojo y de Pago Soberano, una de las exigencias del juez neoyorquino Tomas Griesa para el pago de la deuda que reclaman los fondos buitre. El oficialismo aspiraba a llevar la iniciativa al recinto de Diputados este jueves, pero aceptaría postergar la sesión hasta la semana que viene.

Un plenario de comisiones de la Cámara de Diputados avanzaba esta tarde en la discusión de un dictamen sobre el proyecto de normalización de la deuda para acordar con los fondos buitre, al cual se le incorporarán algunas reformas propuestas desde el Frente Renovador referidos al endeudamiento.

Los diputados debaten desde hace dos horas el proyecto gubernamental, que contempla la derogación de las leyes Cerrojo y de Pago Soberano, y la autorización para un endeudamiento por un monto de 15.000 millones de dólares, a fin de emitir títulos a cinco diez y quince años con tasas promedio del 7 por ciento.

Durante el plenario, que conducen los macristas Luciano Laspina (Presupuesto), y Eduardo Amadeo (Finanzas), el diputado Marco Lavagna del Frente Renovador propuso modificaciones a cuatro artículos, mientras que el ex ministro kirchnerista Axel Kicillof planteó su rechazo absoluto al proyecto.

Antes del comienzo de la reunión, Laspina adelantó que el oficialismo está “dispuesto a modificar la redacción” del proyecto. “La ley no presenta un cheque en blanco, la ley solo autoriza el endeudamiento solo para cancelar las obligaciones que surjan de la firma de estos convenios”, afirmó el legislador macrista.

“Estamos dispuestos a modificar la redacción para que quede expresamente claro que lo que estamos solicitando acá es sólo la deuda que se necesita para pagar estos acuerdos que se están firmando, que van a permitir a la Argentina recuperar el crédito a largo plazo”, insistió el presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara baja.

En diálogo con radio Continental, añadió que “es “bastante claro para todos los abogados que han participado en este proceso, que no hay ningún riesgo y chances de ganar un juicio aludiendo a la famosa cláusula RUFO, que ya venció y cayó”.

En tanto, el diputado del frente Juntos por la Argentina Darío Giustozzi sostuvo que el proyecto del Gobierno para cerrar un acuerdo con los holdouts saldrá “sin ningún tipo de problemas del recinto”, porque hay “conciencia y volumen de votos” en otros bloques parlamentarios. Giustozzi reiteró su apoyo a la iniciativa y recalcó que su bloque puso “énfasis en garantizar un buen blindaje legal para no tener reclamos o dolores de cabeza en el futuro”.

Fuente Página 12 Últimas Noticias