Es el gasto básico para un departamento con tres estufas. En las zonas más caras llegará a $ 1.760. Las boletas serán entre 190% y 450% más altas que el año pasado.

Después de la nueva suba en las tarifas del gas, vigentes desde el mes pasado, los valores serán hasta cinco veces más altos que los cobrados el año pasado. Para la Ciudad de Buenos Aires, utilizando distintos tipos de estufas en un departamento chico y con un uso controlado, el gasto de calefaccionarlo no podrá ser menor a $ 1.000 mensuales.

Se difundió en los últimos días el siguiente ejemplo. Si una pareja con un hijo viven en un departamento o casa de tres ambientes con tres estufas de tiro balanceado -una de 4.500 kilocalorías hora (kcal/h) en el living, una de 3.000 en el dormitorio principal y otra de 2.500 kcal/h en el otro cuarto- con un uso de sólo 8 horas diarias y el piloto encendido durante el resto del día, esos equipos queman unos 312 metros cúbicos de gas al mes, según el simulador de consumos del Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas).

Con las nuevas tarifas vigentes para usuarios porteños y sumando el IVA, dicho consumo de gas costaría de $ 1.013 para los hogares encuadrados en la más baja de las categorías (R1). Para un usuario mediano, que paga la tarifa R2-3, la misma prestación ahora dispara a $ 1.116 la boleta mensual, mientras que para uno de alto consumo (R3-3), la boleta llegará a la suma de $ 1.760.

De esta manera, cabe considerar que las familias de La Paternal gastarán más de $ 1.000 en prender tres estufas cuando el año pasado pagaban $181. Todo hace pensar que esta situación traerá una crisis para el bolsillo familiar, ya que la escalada continúa con otras subas como, por ejemplo, el aumento del 11% autorizado por el gobierno a las prepagas, el segundo del año que alcanza ya un 17% acumulado. Pese a ello, los salarios continúan congelados, como anunciando el crudo invierno que vendrá.